Esa belleza serena que todo cautiva.

Estándar

Hoy os voy a hablar de un cuadro en concreto, llamado La Madonna del campo.

El autor de este cuadro es Rafael Sanzio de Urbino, conocido comunmente solo por su nombre de pila. Pintor del cinquecento italiano, del cual todos tendremos en la cabeza pinturas suyas como los famosos angelitos que aparecen en la parte inferior de este cuadro que os muestro a continuación:

La Madonna sixtina. 1513. Óleo sobre lienzo. 265 x 196 cm. Gemäldegalerie de Dresde. Dresde. Alemania.


¿Todos sabíais que estos angelitos formaban parte de este cuadro y no eran unos cuadros diferenciados?

Pero bueno, este no era el cuadro del que iba a tratar el post de hoy. El cuadro del que vamos a hablar es este otro:

La Madonna del campo. También comocido como: “Madonna del Prado o Madonna del Belvedere”. 1505-1506. Óleo sobre tabla. Kunsthistorisches Museum. Viena. Austria.

Es un ejemplo clásico de composición piramidal, y nos muestra una iconografía que se repitió mucho a partir del siglo XV.

Esta tabla fue realizada por Rafael durante su estancia de formación en Florencia y estaba destinada a la capilla de los Novicios de San Marco.

La Madonna del campo  es la primera de una serie de composiciones que representaban el relato apócrifo sobre el encuentro del Niño Jesús cy el niño Juan, el Bautista, quién reconoció y adoró a Cristo como el redentor desde su infancia. Rafael muestra esto claramente en el gesto de Cristo tomando la cruz de Juan.

La composición piramidal sigue aún el modelo que usaba Leonardo da Vinci, así como la cara de la Virgen o el fondo azulado de la composición, sumido en la bruma. Sin embargo, Rafael ejerce su propia capacidad de equilibrar la concepción volumétrica de Leonardo, infundiéndole la idílica serenidad que caracteriza sus pinturas de esta época.

La obra es estructuralmente armónica, desde el grupo de figuras, dominado por la figura de la Virgen, hasta el amplio paisaje, de gran luminosidad, gracias al lago, que recuerda un espejo que se alarga de un lado a otro del cuadro.

La influencia de Miguel Ángel también puede apreciarse en la composición: en la torsión de las figuras de los niños.

 

Os comento, que este año, en Junio, en el Museo del Prado, habrá una gran exposición dedicada a Rafael.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s