¿Hablamos de Fe?

Estándar

Hoy vamos a hacer algo diferente. Realizaremos un recorrido a lo largo de la historia sobre una temática concreta.

Para ello he elegido un tema que todos conocemos, esto es La anunciación. 

Quiero que veáis como ha avanzado el arte, la forma de presentar las figuras, la propia imagen de la Virgen y la del Arcángel San Gabriel. Como van cambiando los colores, las composiciones.

Representar la Anunciación es ilustrar dos mundos: el celestial del ángel, y el terrenal de María.

Es un tema de gran plasticidad que se detalla profusamente; dos o tres personajes si se añade el Espíritu Santo. Es una representación complicada, que busca el dominio del espacio, el sentido geométrico, la profundidad de la escena, el sentido ascendente del tema, la luz divina, y la Virgen en actitud expectante y orante.

Suele representar dos mundos diferentes, el mundo celestial, el ángel, y el mundo terrenal, pero místico, religiosos, profundo, María.

El ángel mantiene una actitud activa, es el que anuncia el mensaje, en cambio, la Virgen, mantiene una actitud defensiva, de acogida de asombro, por eso se representan las dos figuras con actitudes muy diferentes.

El ángel, expansivo, alado, potente, se presenta rodeado de la luz divina, saluda y anuncia el gran Mensaje de Salvación; María, en cambio, está reclinada, replegada en un rincón, observando con asombro, serena, acogiendo las palabras del enviado de Dios.

Por eso podemos hablar de dos espacios diferentes, asimétricos, en los que los personajes están en dos planos diferentes porque representan dos situaciones, una, explosiva, radiante, vibrante, y otra, serena, reservada, interior.

Cada artista representará la escena con más o menos energía, aplicada al ángel, porque la Virgen es la “Esclava del Señor” que acepta la propuesta del ángel.

A veces, el ángel pierde parte de su protagonismo porque en la escena irrumpe le Espíritu, la fuerza y la presencia lumínica de Dios, en forma de paloma, como un haz de luz desde un cielo radiante, abierto.

Aunque la Virgen es un personaje lateral, siempre es la protagonista de la escena representada.

La Anunciación a menudo representa a la Virgen junto al pozo, para sacar el agua, o hilando, pero casi siempre hay una alusión a la Virgen en oración, con un libro piadoso, junto a un reclinatorio, un atril, una mesita.

El ángel suele llevar un lirio en sus manos, con vestiduras blancas o claras, alado; y desde el Concilio de Trento se le representa levitando, sobrevolando la estancia porque viene desde lo alto.

Puede ser representado por el báculo del mensajero, influencia de Mercurio, mensajero de Júpiter; un cetro, un lirio blanco, inmaculado, símbolo de pureza y castidad, con tres flores, porque María es Virgen, antes, durante y después del parto.

En la Edad Media el mensaje estaba escrito en una cenefa o en una bandera portada por el ángel. El centro más acentuado se produce en la decoración y en la habitación que cambia y se acomoda al momento histórico y al estilo y detallismo del artista,

El recorrido será de más antiguo a más actual. Lógicamente no podré poner todas las obras que hay, así que daré grandes pasos en la historia.

 

Anunciación. Autor desconocido. Siglo XVII. Icono. Venerable Archicofradía de la Purificación. Livorno. Italia.

 

Anunciación. Autor desconocido. Pinturas de los muros. Ciclo de la vida de Cristo. Panteón de los Reyes de San Isidoro de León. (Románico)

 

Anunciación. Bernardo Daddi. 1320-1348. Tabla. 44 x 71 cm. Museo del Louvre. París. Francia. (Gótico)

 

Anunciación. Fra Angélico. 1430-1432.Temple sobre tabla. 194 x 194 cm. Museo del Prado. Madrid. España. ( Principios del Renacimiento)

 

Anunciación. Domenico Theotocopoli (El Greco). 1595-1600. Óleo sobre lienzo. 91 x 66,5 cm. Museo de Bellas Artes de Budapest.Budapest. Hungría. (Renacimiento)

 

Anunciación. Bartolomé Esteban Murillo. Óleo sobre lienzo. 125 x 103 cm. Museo del Prado. Madrid. España. (Barroco)

 

Anunciación. Francisco de Goya. 1785. Óleo sobre  lienzo.  300 x  182 cm.Castillo  de Ucceda.  Colección privada. Duques  de Osuna. (Neoclasicismo)

 

Anunciación. Henry Ossawa Tanner. 1898. Óleo sobre lienzo. 144,78 x 181,61 cm. Museo de Arte de Filadelfia. Filadelfia. Estados Unidos. (Simbolismo)

 

Anunciación. Carmen Parra. 1997. Óleo y hoja de oro sobre lino. 194 x 130 cm. (Arte Actual)

 

 

Bueno espero que os haya gustado este breve recorrido a través de la historia de La Anunciación.

¿Habéis visto cómo varia el arte y la forma de expresar un mismo tema a lo largo de la historia?

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s