Luces del Mediterráneo

Estándar

Que ganas tengo, según pasan los días de que lleguen las vacaciones, caminar por la arena de la playa, bucear, ver los veleros a lo lejos, ir al puerto, caminar por las calles de ese pueblo…

Y es que el lugar donde veraneo es especial. No se si lo conoceréis, pero si tenéis oportunidad no debéis dejarlo escapar. Jávea, en Alicante.

Esa luz no la he podido contemplar en ningún otro lugar del mundo, ninguna otra playa, solo aquí.

Y he de decir que esta luz también sirvió de inspiración para uno de los grandes Joaquín Sorolla.

Fue el primer pintor que sobrepasó todas las expectativas en la exposición que se le dedicó en el año 2009 en el Museo del Prado, Madrid.

Una gran afluencia de gente pudo comprobar los grandes lienzos pintados por este artista y la luz que ellos estaba impresa.

Al agua. Óleo sobre lienzo. 81 x 100 cm. Caisse D’Epargnede Valencia. España.

El baño del caballo. 1909. 205 x 250 cm. Museo Sorolla. Madrid. España.

Niños en la playa. 1910. Óleo sobre lienzo. 118 x 185 cm. Casón del Buen Retiro. Madrid. España.

Y es que sus pigmentos son especiales. Tiene un modo muy particular de interpretar con los pinceles la aplastante luz mediterránea. Esto es conocido como luminismo.

A la hora de realizar sus cuadros se ayudaba de cámaras fotográficas, así, de ese modo, fotografiaba el momento que posteriormente plasmaría con sus óleos.

El motivo representado llega a convertirse en un mero pretexto, tras el cual, solo hay una armonía de colores que poseen su propia intensidad lumínica.

La noria, Jávea. Óleo sobre lienzo. 60 x 85.5 cm. Museo Sorolla. Madrid. España.

Cabo de San Antonio, Jávea. 1905. Óleo sobre lienzo. 90 x 53 cm. Museo Sorolla. Madrid. España.

El bote blanco. 1905. 105 x 150 cm. Colección Heeren. Biarrich y Palm Beach. Florida. Estados Unidos.

Mar de rocas, Jávea. 1900. Óleo sobre cartón. 16 x 22 cm. Colección particular.

Mediodía en la playa. 1904. 64 x 97 cm. Pácido Arango. Madrid. España.

Pescadora valenciana. 1916. 46 x 37 cm. Colección particular.

¿No creéis que es maravillosa la forma en la que capta la luz, en las ropas, el agua, las piedras?

Increíble la gran cantidad de blancos que utiliza.

Tendríais que visitar este pueblecito para poder ver que lo que os digo es verdad. El agua es de los colores que aparecen en sus obras; la arena de ese tono; las gentes tienen ese precioso moreno dorado en sus pieles.

Estáis invitados !!!

Un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s