La magia del espectáculo

Estándar

Edgar Degas fue uno de los mejores dibujantes de todos los tiempos. Consiguió construir un puente entre la tradición de los antiguos maestros y la modernidad.

Tímido, altivo, conservador y soltero.

Cada cuadro suyo muestra un mundo autónomo y ensimismado, fuera cual fuera la temática.

Incluso el tema de sus retratos provocan el contacto visual, no revelan nada.

La cantante verde. 1884. Pastel sobre papel azul. 58.4 x 45.7 cm.The Metropolitan Museum of Art. New York. Estados Unidos.

Retrato del Señor Duranty. 1879. Pastel y témpera. 100.9 x 100.3 cm. The Burrell Collection. Glasgow Museums & Art Galleries. Glasgow. Gran Bretaña.

Retrato de la señorita Marie Dihau. 1869-1872. Óleo sobre lienzo. 39 x 32 cm. Museo de Orsay. París. Francia.

Las escenas de danza y de carreras son sus medios para explorar el complejo espacio y movimiento. Su técnica , su extraordinaria habilidad para el dibujo y la atención en los detalles son igualmente abstraidos. Es una de esas escasas uniones perfectas entre el tema central y los medios de expresión.

Clase de danza. 1871-1874. Óleo sobre lienzo. 85 x 75 cm. Museo de Orsay. París. Francia.

Mademoiselle Lala en el Circo Fernando. 1879. Óleo sobre lienzo. 117 x 77 cm. The National Gallery. Londres. Inglaterra.

Repetición del ballet. 1875. Guache y pastel sobre lienzo. George G. Frelinghuysen Collection. New York. Estados Unidos.

La orquesta de la ópera. 1870. Óleo sobre lienzo. 56.5 x 46.2 cm. Museo de Orsay. París. Francia.

En las carreras, ante las tribunas. 1866-1868. Óleo sobre papel. 46 x 61 cm. Museo de Orsay. París. Francia.

A Degas le fascinaba la meticulosa pero innovadora artesanía y experimentó muchas técnicas: el pastel, la impresión y la escultura.

También le interesaba la fotografía, y tomó prestado y usó el efecto cut-off de forma brillante.

Trabajaba y modificaba el mismo tema para lograr una comprensión y perfección aún mejores.

Destaca que a menudo usara la diagonal en disminución como principal armazón de sus composiciones. Poseía una sorprendente sensibilidad para el color, incluyo cuando era ya mayor y estaba casi ciego.

Fin de arabesque. 1877. Óleo diluido con trementina repasada a pastel. 67 x 38 cm. Museo de Orsay. París. Francia.

La estrella. 1876-77. Pastel sobre monotipo. 58 x 42 cm. Museo de Orsay. París. Francia.

La lección de ballet. i1881. Óleo sobre lienzo. 81.6 x 76.5 cm. Colección W.P. Wilstach. Philadelphia Museum of Art. Filadelfia. Estados Unidos.

Espero que os hayáis acercado un poquito más a la forma de pintar de este genio.

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s