Las meninas a través del tiempo

Estándar

Hoy vamos a hacer un recorrido por una de las grandes obras del mundo. Una de esas mundialmente conocidas, y que llena la sala ovalada de la segunda planta del Museo del Prado.

Y es que cuando estuve trabajando allí, numerosos visitantes de todo el mundo se te acercaban con una guía de España, y ya fuese chapurreando en inglés o bien mediante gestos, te preguntaban señalando en su guía que dónde estaba esa obra colocada.

No sabéis el enorme placer de poder ver todos los cuadros, pasear por las galerías cuando el museo aún no había abierto sus puertas, y sobretodo plantarse delante de esta obra y observar. No poder parar de mirar cada pincelada que llenaba el cuadro, y tan solo escuchar en la sala el tic-tac de mi reloj, el único capaz de romper ese silencio absoluto.

¿Sabéis ya de que obra hablo?

El título de la pintura es La familia de Felipe IV,  aunque generalmente se conoce con el sobrenombre de  Las  Meninas.

La familia de Felipe IV. Diego Rodríguez de Silva y Velázquez. 1656. Óleo sobre lienzo. 318 x 276 cm. Museo del Prado. Madrid. España.

Velázquez juega, elaborada y artificiosamente, con nuestra percepción y las interrelaciones en el retrato. Él mismo aparece en la izquierda, pintando sobre un gran lienzo, pero ¿Porqué está allí y que hay en el lienzo? No puede ser el retrato de la infanta, puesto que está detrás de ella. La respuesta se haya en el espejo, al fondo de la sala. Refleja al rey y a la reina, que posan para el pintor. La pequeña infanta ha entrado en la sala para observarlos. Así Velázquez ha invertido todas las normas y expectaciones del retrato.

El pintor, forma una parte importante del cuadro, como símbolo de la liberación del arte de la pintura. Una lucha que tuvieron numerosos artistas a lo largo de su vida, ya que el pintor era considerado artesano, y no un trabajador libre.

La cruz de la Orden de Santiago fue pintada una vez muerto Velázquez y dice la leyenda que fue el propio rey el que la pintó.

El cuadro que estaría pintando en ese instante de los reyes, estaría en el Alcázar de Madrid (residencia real antes de la creación del Palacio) y cuando ardió numerosa obra de Velázquez que allí estaba desapareció con el fuego, como es el caso de este retrato.

Las meninas son las damas de honor que asisten a la pequeña infanta, que reciben ese nombre por el portugués, significando en castellano, niña, dama.

A lo largo de los siglos este cuadro ha sido reinventado por numerosos artistas, de los cuales os dejo algunos ejemplos:

Las meninas. Francisco de Goya y Lucientes. 1780. 1785. Aguafuerte, aguatinta y punta seca. 40,5 x 32,5 cm.

Meninas. Pablo Ruiz Picasso. Museo Picasso de Barcelona. Barcelona. España.

Las meninas. Salvador Dalí. 1976-1977. Óleo sobre lienzo. Obra esteoscópica. 35.6 x 25.1 cm. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofia. Madrid. España. Donación de Dalí al Estado español.

Las meninas. Salvador Dalí. 1960. Aguada. 23 x 18 cm. Colección Mr. y Mrs. Julien Levy. Bridgewater.

Las meninas (según Velázquez). Pablo Ruiz Picasso. 1957. Óleo sobre lienzo. 194 x 260 cm. Museu Picasso. Barcelona. Catalunya. España.

Las meninas. Equipo crónica: Pintura sobre papier mâché. 50 x 80 x 47 cm. Colección Elke Stelling-Amadeo Gabino. Madrid. España.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s