Archivos Mensuales: agosto 2012

El movimiento de Giacomo Balla

Estándar

El pintor italiano Giacomo Balla fue uno de los creadores del futurismo y firmó el Manifiesto Futurista que se publicó en 1910.

En este documento, Balla, junto con artistas como Humberto Boccioni y Carlo Carrà, subrayaron su objetivo principal de representar el movimiento, al que consideraban simbólico para su compromiso con el avance dinámico del siglo XX.

El futurismo celebraba la máquina, el coche de carreras fue proclamado el triunfo de la era, y a los primeros futuristas les preocupaba captar figuras y objetos en movimiento.

En Niña que corre por el balcón, Balla, trata de representar movimiento mostrando las piernas de la chica corriendo en una secuencia repetida.

Muchacha que corre por el balcón. 1912. Óleo sobre lienzo. 125 x 125 cm. Civica Galleria d’Arte Moderna. Milán. Italia

Otras pinturas como  Dinamismo de un perro con correa, se enfrenta a los problemas de recrear velocidad y vuelo superponiendo varias imágenes unas encima de otras.

Dinamismo de perro con correa. 1912. Óleo sobre lienzo. Galería de Arte Albright-Knox de Buffalo. New York. USA.

Inevitablemente, los avances realizados por este movimiento efímero serían finalmente superados por el arte de la cinematografía.

El futurismo terminó en la Primera Guerra Mundial, tras la cual los ideales Futuristas se asociaron cada vez más con el fascismo.

Balla emprendió un camino independiente, primero hacia la abstracción y, después de 1936, hacia la figuración.

Luz de la calle. 1909. Óleo sobre lienzo. 174.7 x 114.7 cm. Hillman Periodicals Fund. The Museum of Modern Art. New York. U.S.A.

Trazados y secuencias dinámicas de movimiento.1913. Óleo sobre lienzo. 96.8 x 120 cm. The Museum of Modern Art. New York. U.S.A.

Estudio de movimiento de automóvil. 1912. Private collection. Rome. Italia.

Los Carteles de Mucha

Estándar

Alphonse Mucha se formó y trabajó en Munich, Viena y París. Produjo una amplia variedad de trabajos durante su carrera, pero por lo que realmente se hizo famoso durante su carrera fue por por la importancia que adquirió gracias a sus diseños de carteles.

Las Artes: La música. 1898.

Laurel. 1901.

F. Champenois, Francia 1898 es el principal ejemplo de su estilo decorativo lineal.

F. Champenois, Francia. 1898. Grabado sobre papel. 55.2 x 72.7 cm. Victoria and Albert Museum. Londres

Producto del Art Nouveau, la imagen representa a una bella mujer rodeada por un diseño circular, en espiral.

La mujer de Mucha, que no es común para el Art Nouveau, no está representada como mujer fatal, sino como la discreta, grácil e idealizada versión de la feminidad, como se puede ver en la imagen.

En esta obra pálida y de tono neutral, la figura aparece alrededor de zarzillos sobre el suave fondo de flores.

Muchos de los más conocidos diseños de Mucha representan a  la actriz Sarah Bernhardt, para la que trabajó en el diseño de decorados, vestuario y joyería. Tuvo muchos seguidores en Estados Unidos, después de varias visitas.

Sarah Bernhardt. 1896. Litografía en color. Praga.

En 1922 volvió a su nativa Checoslovaquia y siguió trabajando allí hasta su muerte en 1939. Su prolífica producción de carteles, dibujos, papel de empapelar, muebles, escenarios, vidrieras y joyas se mostraron en una gran retrospectiva de su trabajo en el Grand Palais de París en 1980.

La Primavera. 1896.

Verano. 1896.

Otoño, 1896.

Invierno. 1896.

Savonnerie de bagnolet, 1897.

Zodiaco. 1896.

De vuelta del Camino

Estándar

¡¡Ya de vuelta del Camino de Santiago!!

Que paisajes más bellos nos hemos ido encontrando por el camino.

He de decir que el camino que he realizado, no es para nada el que más peregrinos tiene, de hecho es uno de las desconocidos y complejos en sus etapas, pero esto ha hecho que pueda disfrutar de la belleza de las aldeas poco concurridas.

Por ello no tengo fotos de grandiosos templos, si no de pequeñas pero magníficas ermitas. Este post debería pertenecer en vez de “Historia de Pinceles” a “Historia de Cinceles” ya que la piedra es la gran protagonista de todos estos templos, aunque encontramos una bella ermita con restos de unas pinturas (a mi parecer maravillosas), pero que debido a una incorrecta restauración se han perdido en su mayoría.

El camino lo empezamos en Monforte de Lemos, y tras más de 130 kilómetros llegamos a Santiago ¡Jo lo que cuesta la entrada por la Rua do Sar! (Creo que el ser de Toledo hizo que nos costase un poquitín menos, pero aún así nos costó).

La ilusión por llegar a la meta que nos habíamos planteado hizo que pudiésemos contra las montañas, el asfalto, los caminos, la lluvia, el sol, el cansancio y el peso de las mochilas, ¿Qué sería la vida sin retos? Hay que sonreír y cantar ante las dificultades, ya que éstas pasan y se convierten en alegrías.

En fin, paso a enseñaros algunas de las fotos que he ido haciendo de las arquitecturas que pueblan las tierras del norte.

El camino de Invierno

Bella espadaña de una ermita

Uno de los bellos orreos que puedes encontrar

Patio de una casa rural ¡Impresionantes las flores!

Las bellas pinturas al fresco que representa una Anunciación

La Virgen en la Anunciación

El Arcángel Gabriel en la Anunciación

¡Y por fin llegamos!

Desde aquí agradezco todas las muestras de amabilidad de cada una de las personas que nos fuimos encontrando en el camino, sobre todo de la gente de Penasillás y en especial a Mari Carmen (¡¡Nos regaló a cada uno de nosotros una pedicura y masaje de pies en su pequeña empresa que tenía en Santiago!!).

Un camino inolvidable, que seguro que volveré a realizar.

Monasterios y Peregrinos

Estándar

Este viernes me marcho a hacer el Camino de Santiago  ¡Llevo un veranito de no parar!

He de decir que he estudiado en múltiples ocasiones el Camino de Santiago, por la arquitectura, esculturas  que lo rodea así como  la historia, y me da un poco de “vergüenza” decir que es la primera vez que lo hago, pero bueno, ya se sabe que siempre hay una primera vez.

Voy dispuesta a ver y fotografiar todas las cosas bellas que encuentre (espero tener suficiente memoria en la tarjeta, porque va a ser todo precioso). Y ya, si el tiempo nos acompaña no puedo pedir más.

Ahora os voy a contar un poquito sobre el arte románico (que es la mayoría del arte que envuelve el camino) y el porqué.

El año 1000 señaló para Europa el retorno de la estabilidad. El I milenio había concluido sin que hubiera llegado el fin del mundo, como algunos habían vaticinado. La Europa cristiana entraba en una nueva fase de su evolución.

La riqueza de los monasterios provenía principalmente de legados y donaciones. El rey Alfonso VI de Castilla contribuyó a la reconstrucción de la abadía de Cluny con una generosa donación, en señal de  agradecimiento a Dios por la liberación de Toledo de los árabes (1085).

La importancia de la posesión de reliquias capaces de atraer a los peregrinos queda demostrada por la frecuencia de los hurtos. La Catedral de Santiago pasó a ser uno de los principales puntos de peregrinaje tras el milagroso descubrimiento en ese lugar del cuerpo del Apóstol Santiago muerto en Jerusalén.

Toda Europa estuvo invadida durante el siglo XI por una fiebre de peregrinación hacia el lugar donde se creyó que se encontraba el cuerpo del apóstol Santiago en Galicia.

La guía del peregrino describe los cuatro caminos que, atravesando Francia y recogiendo peregrinos de los diferentes países de Europa, llevan a Santiago de Compostela.

Uno pasa por  Saint-Gilles-du-Gard, Montpellier, Toulouse y el Somport. Otro por el Puy, Conques y Moissac. El Tercero por Vézelay y atravesando el Limousin, por Périgueux. El cuarto, también muy frecuentado, se forma principalmente en Tours y pasa por Poitiers, Saintes y Burdeos. Todos estos caminos son fáciles de reconstruir gracias a los documentos que los mencionan y los  monumentos que los conmemoran.

Todos se reúnen en el Puente de la Reina, y desde allí atravesando Estella, y se dirigen a la Rioja en dirección a Santiago.

Las grandes basílicas construidas en función de la afluencia de peregrinos que seguían estas rutas forman un grupo coherente cuyos exponentes máximos son las iglesias de Saint- Martin de Tours, Saint- Martial de Limoges, Santa Fe de Conques, Saint-Saturnin de Toulouse, Santa María Magdalena de Vezelay y Santiago de Compostela.

Son catedrales, abaciales o colegiatas que a finales del siglo XI y principios del XII, adoptan una planta con tres o cinco naves coronadas por un transepto saliente y una cabecera formada por un deambulatorio y capillas radiales.

A lo largo de estos caminos, y por la necesidad de decorar los nuevos edificios, nace la escultura románica, cuya cronología es uno de los principales temas de debate entre los especialistas.

Tres grandes obras arquitectónicas, León, Toulouse y Compostela, sensiblemente contemporáneas centran los estudios y siguen un itinerario artístico paralelo.

Yo no se si habréis hecho el Camino de Santiago o no, pero es altamente recomendable para todos aquellos a los que os guste y disfrutéis con el arte. ¿A qué esperáis para organizar el viaje?

En cuanto vuelva os enseño las fotos que haya hecho y un poco de mi camino (ya que haré el camino de Invierno).

León, colegiara de San Isidoro, decoración con pintura mural del Panteón de los Reyes. Primer cuerto del siglo XII.

Yesa (Navarra). Cripta del monasterio de San Salvador de Leyre. Primer tercio del siglo XI.

Saint-Genis-des-Fontaines (Rosellón), dintel de la iglesia. 1019 – 1020.

Santo Domingo de Silos (Burgos). Claustro del monasterio, Coronación de la Virgen. Finales del siglo XII.

Frómista (Palencia). Iglesia del monasterio de San Martín, capitel. Siglo XI.