Una mirada desde el balcón

Estándar

Existen varias obras de Goya muy similares, algunas casi idénticas. Entre ellas, la titulada Maja y celestina, perteneciente a la colección March, se hallaba citado junto a estas, Las majas en el balcón, en el inventario de los bienes de Goya al fallecer su esposa en 1812. Por ello, se cree que formaron parte de una serie de obras de género de autor, entre las que se hallan, además de las citadas, El Lazarillo de Tormes, Las jóvenes La carta Las viejas o El tiempo.

El misterioso significado de esta escena, sitúa esta obra en la misma línea temática que los Caprichos.

Francisco de Goya y Lucientes. Las majas en el balcón. 1810 -1812. Óleo sobre lienzo. 162 x 107 cm. Colección particular. Suiza.

 Dos jóvenes elegantemente vestidas, se asoman a un balcón mientras tras ellas aparecen dos hombres tapados que parecen estar protegiéndolas. Hay dos versiones sobre el posible tema del cuadro. Algunos estudiosos ven en las mujeres a dos prostitutas exhibiéndose, y en los hombres a dos proxenetas vigilándolas. Otros creen que se trata de jóvenes aristocráticas protegidas por dos hombres, , posiblemente militares. Parece más probable que se trate de la primera opción, pues el tema de la prostitución fue bastante utilizado por Goya en su crítica a la sociedad ilustrada, sobre todo en la serie de los Caprichos.

La perspectiva del cuadro ha sido organizada por Goya a través de varios planos paralelos en profundidad. En el primer plano se hallan las majas, cuyas figuras iluminadas destacan sobre la oscuridad de las siluetas de los hombres, que a su vez se recortan sobre el fondo neutro que cierra la escena.

Goya consigue envolver la imagen con una luz dorada a base de contrastes cromáticos entre negros y amarillos, salpicados por pequeños toques rojizos en los rostros de las jóvenes. Esta armonía cromática, así como las pinceladas sueltas y gruesas, son un anuncio de la tendencia posterior del pintor hacia los ocres y negros en la época de las denominadas pinturas negras.

Saturno devorando a un hijo. 1821-1823. Pintura mural pasada a lienzo. 146 x 83 cm. Museo del Prado. Madrid. España. Ejemplo de pinturas negras de Goya.

Un claro ejemplo de cómo esta obra ha influido en otros artistas:

Eduard Manet. El balcón. 1868-1869. Óleo sobre lienzo. 169 x 125 cm. Museo de Orsay. París. Francia.

Magritte. Perspectiva II, el balcón de Manet. 1950. Óleo sobre lienzo. 81 x 60 cm. Museo de Bellas Artes de Gante. Gante. Bélgica.

Manuel Prior. El balcón. 989. Óleo sobre lienzo. 116 x 89 cm.

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s