El dramatismo de los colores de El Greco

Estándar

En el 2014 se celebrará en Toledo el cuarto centenario de la muerte de Domenikos Theotokópoulos. Algunos pensarán que quién es este señor de nombre griego. ¿Si os digo que es El Greco ya os suena más, verdad?

Nació en Creta y se formó en Venecia, Parma y Roma, pero trabajó en España, y de ahí su apodo.

 

 

Vista de Toledo. 1596-1600. Óleo sobre lienzo. 121 x 109 cm. The Metropolitan Museum of Art. New York. USA.

Intenso, arrogante, intelectual y espiritual a la vez, único y con una impresionante gama de fuentes. Fue el favorito de Felipe II hasta que cayó en desgracia en 1582.

Cualquier historiador del arte puede entretenerse intentando reunir todas sus fuentes: el color aplicado de forma directa (Tiziano), figuras retorcidas (Miguel Ángel y Parmigianino), espacios fragmentados y colores ácidos similares a los de las joyas (mosaicos e iconos bizantinos). Pero para llegar al verdadero Greco hay que olvidar todo esto y entrar en el mundo espiritual del cristianismo visionario; solo entonces se puede apreciar su genio y la importancia de sus soberbias habilidades técnicas.

 

Anunciación. 1595-1600. Óleo sobre lienzo. 91 x 66,5 cm. Museo de Bellas Artes de Budapest. Budapest. Hungría.

Coronación de la Virgen. 1591-1592. Óleo sobre lienzo. 105 x 80 cm. Monasterio de Guadalupe. Guadalupe. España.

El martirio de San Mauricio. 1580-1582. Óleo sobre lienzo. 448 x 301 cm. Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. El Escorial. Madrid. España.

Julián Romero y su santo patrono. Lienzo. 207 x 127 cm. Museo del Prado. Madrid. España.

Las lágrimas de San Pedro. 1587-1596. Óleo sobre lienzo. 97 x 79 cm. Museo Soumaya. México. D.F.

San Ildefonso. 1600-1605. Óleo sobre lienzo.187 x 102 cm. Fundación Hopistal de Nuestra Señora de la Caridad Memoria Benéfica de Vega. Illescas.

El Salvador. 1608-1614. Óleo sobre lienzo. 101 x 81 cm. Museo del Greco. Toledo. España.

Las figuras alargadas, las manos, pies y rostros no intentan describir nada, sino revelar el espíritu interior. Las composiciones desde arriba se relacionan con el ascenso de lo material a lo divino. Los extraños colores son un reflejo y una revelación de la luz espiritual. Creía que la apariencia mística era de más ayuda para la devoción que la naturalidad.

El Greco fue un excelente retratista que pintó a eclesiásticos y caballeros de renombre. Sus obras manifiestan la esencia y la idea de una persona, y no su parecido estricto.

 

 

La dama del armiño. 1577-1579. Óleo sobre lienzo. 62 x 50 cm. The Stirling-Maxwell Collection. Glasgow Museum.

El caballero de la mano en el pecho. 1574 – 1580. Óleo sobre lienzo. 81 x 66 cm. Museo del Prado. Madrid. España.

Muchacho encendiendo una candela. 1570-1572. Óleo sobre lienzo. 61 x 51 cm. Museo e Gallerie Nazionali di Capodimonte. Nápoles. Italia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s